Las flores del mal - Poemas condenados (Charles Baudelaire)

by FELIMAL Music, Arts & Theatre

/
  • Streaming + Download

    Includes unlimited streaming via the free Bandcamp app, plus high-quality download in MP3, FLAC and more.

    Para descarga GRATUITA mira la dinámica mas abajo en la descripción del álbum. / To download FREE, look at the steps in the description of the album.
    Ya esta a la venta el LIBRO ELECTRÓNICO!!! Contiene mas de 80 ilustraciones ineditas de "Las flores del mal - poemas condenados".
    Visita:
    https://goo.gl/9KyZnG
    Purchasable with gift card

      $1 USD  or more

     

1.
Pacífico y bucólico lector, hombre de bien, ingenuo y sobrio tira este libro saturnal, orgiástico y melancólico. Si no has perfeccionado tu retórica con Satán, el decano astuto, ¡Tíralo! Nada entenderás, o me creerás histérico. Pero si, sin dejarse cautivar, tu ojo sabe hundirse en el abismo, léeme, para aprender a amarme; Alma curiosa que sufres y vas buscando tu paraíso, ¡Compadéceme o te maldigo! ____________________________________________________ NOTAS Epígrafe, frase o cita al comienzo de un escrito o capítulo que sugiere su contenido o expresa la idea o pensamiento que lo ha inspirado. Este soneto fue escrito por Baudelaire después de la condena de la primera edición. Las Saturnales eran unas importantes festividades romanas. La fiesta se celebraba con un sacrificio en el Templo de Saturno, en el foro Romano, y un banquete público, seguido por el intercambio de regalos, continuo festejo, y un ambiente de carnaval que desplomaba las normas sociales. Las Saturnales se celebraban por dos motivos: En honor a Saturno, dios de la agricultura, y como homenaje al triunfo de un victorioso general. Esta celebración fue introducida alrededor de 217 a.C. para elevar la moral de los ciudadanos después de una derrota militar. Retórica, utilización del lenguaje, puestos al servicio de una finalidad persuasiva o estética. La serpiente dijo a la mujer: "De ninguna manera moriréis. Dios sabe muy bien que el día que comáis de él, se os abrirán los ojos y seréis como dioses, conocedores del bien y del mal." Génesis 3,5. ____________________________________________________
2.
La muy querida estaba desnuda, y conociendo mi corazón, no había conservado más que las sonoras alhajas, cuya rica parafernalia le daba el aire vencedor que tienen en sus días felices las esclavas de los Moros. Cuando bailando lanza su vivo sonido, ruidoso y burlón, ese mundo radiante de pedrería y metal me sumerge en el éxtasis, y amo la furia, donde el sonido de las cosas se mezcla con la luz. Ella estaba tendida y se dejaba amar y desde el alto diván sonreía encantada a mi amor profundo y suave como el mar que ascendía hasta ella como hacía su cantil. Fijos sobre mí sus ojos, como un tigre domado, con aire vago y soñador, ensayaba sus poses, y el candor, unido a la lubricidad, daba nuevo encanto a sus metamorfosis; y sus brazos y sus piernas, sus muslos y su talle, pulidos como el óleo, ondulados como un cisne, pasaban delante de mis ojos lucidos y serenos; y su vientre y sus senos, racimos de mi viña, avanzaban más ardientes que los Ángeles del mal, para turbar el reposo donde mi alma estaba instalada y para apartarla del peñasco de cristal, donde, solitaria y tranquila, se había sentado. Creí ver unidos por un nuevo perfil, las caderas de la Antíope al torso de efebo, tanto hacia su talle resaltar su pelvis. Sobre esa tez salvaje y morena, el rubor fue soberbio. -Y la lámpara, se había resignado a morir, como el único foco que iluminaba la habitación, cada vez que crecía un flamígero suspiro, inundaba de sangre aquella piel color ámbar! Charles Baudelaire Versión de Juan Esteban Blancas ____________________________________________________ NOTAS 1. Efebo, es una palabra griega que significa adolescente. 2. En la mitología griega, Antíope era hija del rey Nicteo de Tebas y de Polixo. Su belleza era tan extraordinaria que el mismo dios Zeus se fijó en ella, dejándola embarazada tras seducirla y poseerla tomando la forma de un sátiro. Sin embargo, Antíope tuvo que huir de la cólera de su padre, que no creía que el amante de su hija fuera el rey de los dioses y la acusaba de blasfemia. Aconsejada por el mismo Zeus disfrazado de lechuza, fue hacia Sición. ____________________________________________________
3.
03. El Leteo 04:22
Ven sobre mi corazón, alma sorda y cruel, tigre adorado, monstruo de aire indolente; largo rato quiero sumergir mis dedos temblorosos en la espesura de tu enorme melena; en tus enaguas habitadas por tu aroma sepultar mi cabeza dolorida, y respirar, como una flor ajada, el dulce tufo de mi amor extinto. ¡Quiero dormir, dormir más que vivir! En un sueño tan dulce como la muerte, extenderé mis besos sin remordimiento sobre tu bello cuerpo pulido como el cobre. Para tragar mis sollozos apagados nada se compara al abismo de tu lecho; habita en tu boca el poderoso olvido, y el Leteo fluye en tus besos. A mi destino, en adelante mi deleite, obedeceré como un predestinado; mártir dócil, inocente condenado, cuyo fervor atiza el suplicio, yo beberé, para ahogar mi rencor, el nepente y la buena cicuta, de las puntas encantadoras de ese pecho que jamás aprisionó un corazón. Charles Baudelaire Versión de Juan Esteban Blancas ____________________________________________________ NOTAS 1. Del río Lete o Leteo, río del olvido según la mitología. "Quienes bebían en las tranquilas aguas leteas olvidaban su pasado terrestre". 2. Nepente, bebida que los dioses usaban para curarse las heridas y los dolores y que además producía olvido. La cicuta es una planta con toxinas mortales para el humano, Sócrates fue obligado a beber una copa de cicuta triturada para inducir el suicidio después de que 360 miembros del jurado votaron a favor de la condena a muerte por negar la existencia de los dioses de la ciudad, obrar contra sus leyes y subvertir a la juventud. ____________________________________________________
4.
Tu cabeza, tu gesto, tu aire son hermosos como un hermoso paisaje; la risa juega en tu rostro como un viento fresco en un cielo claro. El paseante triste que rozas es deslumbrado por la salud que brota como una claridad de tus brazos y de tus hombros. Los estridentes colores con los que salpicas tu vestido arrojan sobre el espíritu de los poetas la imagen de un ballet de flores. Esos locos vestidos son el emblema de tu espíritu abigarrado; loca por la que estoy loco, ¡te odio tanto como te amo! A veces, en un bello jardín, donde arrastraba mi atonía, yo sentía, como una ironía, al sol desgarrar mi seno, y la primavera y el verdor tanto han humillado mi corazón, que yo he castigado en una flor la insolencia de la Naturaleza. Así quisiera yo, una noche, cuando la hora de los placeres suene, hacia los tesoros de tu persona, como un cobarde, reptar sin ruido, para castigar tu carne alegre, para magullar tu seno perdonado, y hacer en tu costado sorprendido una herida, amplia y profunda, ¡Y dulzura vertiginosa! A través de esos nuevos labios, más brillantes y más bellos, ¡Infundirte mi veneno, hermana mía! Charles Baudelaire Versión de Juan Esteban Blancas ____________________________________________________ NOTAS 1. El poema fue dirigido a la señora Sabatier, carente de firma y enviado a través de un mensajero. 2. En el poema en prosa La moneda falsa, Baudelaire escribe “Jamás se puede excusar a nadie por ser malvado, pero hay cierto merito en reconocer que uno lo es; el más irreparable de los vicios consiste en hacer el mal por estupidez”. 3. Jean-Pierre Richard descubrió en Baudelaire una forma “defensiva” de sadismo que trataría de reprimir una expansión desmesurada y castigar un exceso de vida, de salud o de alegría. Lo que irrita del otro ya no es su frialdad o su cerrazón, sino su falta de pudor, la violencia misma de su irradiación carnal, la manifestación de su exuberante fertilidad, la expresión de una alegría frívola y banal. Este poema guarda relación con “A una madona” y “Las metamorfosis del vampiro”. 4. El veneno al que se refiere el poeta es el tedio, pese a lo que creían los jueces y la crítica literaria, quienes defendieron que el veneno era la sífilis que padecía el poeta desde su juventud. En “La Fanfarlo” encontramos una referencia a este veneno: "Retoma tristemente su camino hacia un desierto casi igual al que acaba de recorrer, escoltado por un pálido fantasma al que llamamos Razón, que aclara con una pálida linterna la aridez de su camino y, para aplacar la re naciente sed de pasión que de vez en cuando lo atrapa, le vierte el veneno del tedio". ____________________________________________________
5.
A la pálida claridad de lámparas agonizantes, sobre profundos cojines impregnados de olor, Hipólita recuerda poderosas caricias que levantan la cortina de su joven candor, y busca, con la mirada turbada por la tempestad, el cielo ya lejano de su ingenuidad, como un viajero que vuelve la cabeza hacia los azules horizontes que ha dejado atrás. Las perezosas lágrimas que sus ojos ahogan, el aire roto, el letargo, el goce sombrío, sus brazos vencidos, usados en vano como armas, todo muestra su frágil belleza. Tendida a sus pies, tranquila y llena de gozo, Delfina la cubre con sus ojos ardientes, como un fuerte animal que vigila su presa, después de haberla marcado con los dientes. De rodillas, la Belleza fuerte ante la frágil, soberbia, Delfina aspira con deleite el vino de su triunfo, y se extiende sobre Hipólita, como para recoger un dulce agradecimiento. Delfina busca el canto mudo que entona el placer en los ojos de su pálida víctima, y esa infinita y sublime gratitud que en los parpados aflora como un largo suspiro. - Hipólita, querido corazón, ¿qué dices a esto? ¿Entiendes ahora que no hay por qué ofrecer el holocausto sagrado de tus primeras rosas a los soplos violentos que podrían marchitarlas? Mis besos son ligeros, como esas efímeras, que en la tarde acarician aguas cristalinas, pero los de tu amante cavarán surcos con arados y desgarradores carros, pasarán sobre ti como un tiro pesado de caballos y bueyes de pezuña despiadada. ¡Oh mi hermana!, vuelve tu rostro Hipólita, tú, mi alma y mi corazón, mi todo y mi otra mitad. ¡Vuelve hacia mí tus ojos profundos de estrellas repletos! Por una de esas encantadoras miradas, bálsamo divino, elevaré las velas a los placeres más oscuros y te adormeceré en un sueño sin fin. Más Hipólita, levantando su joven cabeza: - No me arrepiento y no soy ingrata; sufro y estoy inquieta, mi Delfina, como después de una terrible comida nocturna. Sobre mí se mezclan pesados terrores y de fantasmas negros batallones, que quieren llevarme por caminos inestables que un sangrante horizonte cierra por todas partes. ¿Hemos cometido una acción extraña? Explica, sí puedes, mi turbación y mi espanto; tiemblo de miedo cuando dices: "Mi Ángel" y sin embargo, siento mi boca ir hacia ti. ¡No me mires así, tú, mi pensamiento, tú a quien amo, mi hermana de elección, aún cuando tú misma fueras una trampa tendida y el principio de mi perdición! Delfina sacudiendo la melena trágica, y tambaleándose sobre el trípode de hierro, el ojo fatal responde con voz despótica: - ¿Quién ante el amor se atreve a hablar del infierno? ¡Maldito sea por siempre el soñador inútil, que quiso ser el primero y, en su estupidez, se prendó de un problema insoluble y estéril, a las cosas del amor mezclar la honestidad! ¡Quien quiera unir en un acuerdo místico la sombra con el calor, la noche con el día, jamás calentará su cuerpo paralítico bajo este rojo sol al que llamamos amor! Anda, si quieres, a buscar un novio estúpido; ofrece un corazón virgen a sus besos crueles, y llena de remordimientos, horror y palidez; tú me devolverás tu pecho ultrajado... ¡Aquí abajo no podemos satisfacer más que a un solo amo! Más la niña, desahogando un inmenso dolor, grito de repente: - ¡Siento crecer un abismo enorme en mi ser, este abismó es mi propio corazón! ¡Ardiente como un volcán, profundo como el vacío! Nada saciará este monstruo gimiente ni calmará la sed de la Euménide que, con antorcha en mano, le bulle hasta la sangre. ¡Descended, descended, lamentables víctimas, descended el camino del eterno infierno! Húndanse en lo más profundo del abismo, donde todos los crímenes son flagelados por un viento que no viene del cielo, en la hirviente, ruidosa y confusa tormenta. Sombras locas, corran a buscar vuestros deseos, jamás podréis satisfacer vuestra pasión y de vuestros placeres nacerá vuestro castigo. Jamás un rayo vivo iluminará vuestras cavernas; por las grietas de los muros, los febriles miasmas se filtran y arden igual que faroles, impregnando vuestros cuerpos de aromas horribles. Vuestra sed se altera por la cruel esterilidad de vuestro goce, secando vuestra piel, que el viento frenético de los deseos revienta como a un viejo trapo. Lejos de los pueblos vivientes, a través de los desiertos, vayan como bestias, errantes, condenadas, seguid vuestro destino, almas desordenadas, huid del infinito que las abriga! - ¡Qué nuestras cortinas cerradas nos separen del mundo, y que en el abandono hallemos reposo! ¡Quiero desvanecerme en tu garganta profunda, y encontrar en tu seno el frescor del sepulcro! Charles Baudelaire Versión de Juan Esteban Blancas ____________________________________________________ NOTAS 1. Efímeras (Éphémères) Insecto que en su edad adulta, al concluir su metamorfosis, vive apenas unas horas, en este poema representa la brevedad del tiempo. 2. Velas, hace referencia a las embarcaciones que usan la fuerza del viento, los placeres más oscuros serán ese viento que la lleve a un viaje sin fin. 3. La sibila es un personaje de la mitología griega y romana, supuestamente entraban en trance y profetizaban en nombre de un Dios subidas a un trípode. Euménide que en griego significa “favorable” o “bondadosa”, término que se usaba para designar a cualquiera de las furias, ya que pronunciar su verdadero nombré podría causar desgracias. Las furias nacieron de la Noche, y vigilaban la puerta hacia el mundo inferior, castigando a aquellos cuyos crímenes no habían sido expiados en el mundo de los mortales. Trataban así de restablecer el orden perdido. En ocasiones también subían a la superficie y allí perseguían a aquellos que pretendían salir impunes de algún delito. 4. En este poema, el monstruo gimiente es la propia Hipólita y la Euménide hace referencia a Delfina. ____________________________________________________
6.
06. Lesbos 05:42
Madre de juegos latinos y deleites griegos, Lesbos, donde los besos, lánguidos o alegres, cálidos como soles, frescos como sandías, son el ornamento de días y noches gloriosas; Madre de juegos latinos y deleites griegos, Lesbos, donde los besos son como cascadas que sin miedo se tiran a los insondables abismos, cacareando y sollozando, corriendo a empujones, tormentosos y secretos, hormigueantes y profundos; ¡Lesbos, donde los besos son como cascadas! ¡Lesbos, donde las Frinés, una a la otra se enamoran, donde jamás un suspiro se queda sin contestar, al igual que Pafos las estrellas te admiran, y Venus con razón a Safo puede envidiar! Lesbos, donde las Frinés, una a la otra se enamoran, ¡Lesbos, tierra de noches cálidas y amorosas, que encuentran en sus espejos placer estéril! Las niñas de ojos profundos, de sus cuerpos enamoradas, acarician los frutos maduros de su nubilidad; Lesbos, tierra de noches cálidas y amorosas, al viejo Platón deja fruncir el ceño austero; obtienes tu perdón del exceso de besos, reina del dulce imperio, amable y noble tierra, y de siempre inagotables refinamientos. Al viejo Platón deja fruncir el ceño austero; obtienes el perdón del eterno martirio, infligido sin tregua a los corazones anhelosos, que aleja de nosotras la radiante sonrisa, vislumbrada vagamente al borde de otros cielos. Obtienes el perdón del eterno martirio, ¿Cuál de los Dioses osará, Lesbos, ser tu juez y condenar tu frente pálida a los trabajos, si sus balanzas de oro no pesaron el diluvio de lágrimas que a la mar han derramado tus arroyos? ¿Cuál de los Dioses osará, Lesbos, ser tu juez? ¿Qué quieren las leyes de lo justo y lo injusto? Vírgenes de corazón sublime, el honor del archipiélago, su religión es augusta como cualquier otra, y el amor se reirá de su cielo y de su infierno, ¿Qué quieren las leyes de lo justo y lo injusto? Ya que sobre la tierra Lesbos, entre todas, me ha escogido para cantar el secreto de sus vírgenes en flor, desde la infancia me permitieron entrar al negro misterio de risas desenfrenadas mezcladas con llanto sombrío; ya que sobre la tierra Lesbos, entre todas, me ha escogido. Y desde entonces yo velo en la cumbre de Léucato, como un centinela de vista aguda y segura, que acecha día y noche bergantines, tartanes o fragatas, cuyas formas a lo lejos tiemblan sobre el azul del mar; y desde entonces yo velo en la cumbre de Léucato, para saber si la mar es indulgente y amable, y entre los sollozos que en la roca resuenan una tarde traerá de vuelta a Lesbos, que perdona, el cadáver adorado de Safo, que partió para saber si la mar es indulgente y amable. ¡De la viril Safo, la amante y el poeta, más bella que Venus por su triste palidez! - El ojo azul es vencido por el negro que salpica el círculo tenebroso trazado por los dolores de la viril Safo, la amante y el poeta. -Más bella que Venus se eleva sobre el mundo y vertiendo los tesoros de la serenidad y el resplandor de su rubia juventud sobre el viejo Océano de su hija encantada; ¡Más bella que Venus se eleva sobre el mundo! -De Safo que murió el día de su blasfemia, cuando, insultando el rito y el culto inventado, ella hizo de su bello cuerpo la pastura suprema de un bruto cuyo orgullo castigó la impiedad de aquella que murió el día de su blasfemia. Y es desde entonces que Lesbos se lamenta, y, a pesar de los honores que le rinde el universo, se embriaga cada noche con el grito de la tormenta que crece hacia los cielos de sus riveras desiertas. Y es desde entonces que Lesbos se lamenta. Charles Baudelaire Versión de Juan Esteban Blancas ____________________________________________________ NOTAS 1. Lesbos es una isla griega de el mar Egeo, que ha pasado a ser un símbolo de la homosexualidad femenina, por haber vivido en ella Safo, poetisa griega que pasó toda su vida en la isla y alcanzo gran renombre hacia el 600 a. C. 2. Friné, amante y musa favorita de Praxíteles, quien se inspiró en ella para la creación de varias esculturas de la diosa Afrodita. Su nombre ha trascendido a la historia, pues tras haberse desnudado frente a los jueces fue absuelta por no honrar a los Dioses. 3. Pafos es una villa de Chipre, según la leyenda, surgió Venus en la espuma del mar. 4. El “culto y el rito” es el lesbianismo que Safo quebranto al enamorarse del barquero Faón. 5. Leyenda de Faón y Safo En la isla de Lesbos, un muchacho de nombre Faón, se ganaba la vida acarreando mercadería y viajeros en su barcaza. Una tarde, se hallaba junto al embarcadero de la isla, cuando una pobre indigente, sucia y desharrapada, con evidente muestra de no poder pagarle el viaje, le pidió que la trasladase a Asia Menor. Faón se sintió conmovido y sin pensar, echó mano de los remos y llevó a la mujer hasta su destino. Al arribar, Faón sacó de su bolsillo la moneda más grande que tenía y se la entregó a la mujer para que pudiera continuar su viaje. La mujer le dio como agradecimiento un vaso de perfume. En ese mismo instante Faón compendió que la mujer indigente no era otra que la propia Afrodita y, perplejo por la sorprendente presencia de la diosa, le dio las más expresivas gracias. De regreso a Lesbos, Faón remaba sin prisas y con gran alegría cuando no pudo controlar más la curiosidad y abrió el vaso de perfume. Quedó fascinado por el agradable olor y se refrescó con él la cara. En ese momento, se convirtió en el hombre más bello sobre la tierra. Esto asombró a todos los pobladores de la isla. Las mujeres quedaban prendadas de su varonil hermosura y entre todas ellas estaba Safo, una bella muchacha de familia rica y noble que se enamoró locamente de él. Safo lo asediaba continuamente y con sus requerimientos amorosos procuraba ablandar el corazón de Faón, que no manifestaba evidencias de cariño hacia ella. Desesperada, Safo decidió acudir al salto de Léucade para curarse su mal. La joven, con una fe inquebrantable, se embarcó rumbo a Léucade pensando que a su regreso, Faón ya no sería el motivo de su desconsuelo. El promontorio de Léucade daba entrada en su mismo pie al mar. Allí el agua hervía en un constante remolino. Ningún mortal había salido con suerte de aquel peligroso trance, pero Safo quiso probar la suya y ésta fue idéntica a la de sus predecesores. El remolino la enredó entre sus acuosas garras y Safo desapareció para siempre. 7. Safo a Faón (Fragmento de poema escrito por Safo) …y es ya la muerte mi única esperanza. A mí desesperada furia loca ya la pena fatal tienta y provoca, de amantes desamados visitada: pronto, pronto será que, de su altura con intrépido pie precipitada, halle en el océano sepultura. Y tú, Faón, cuando te diga alguno: «Duerme en los negros senos de Neptuno la triste Safo, por tu amor suicida» Merézcate siquiera a la partida cortés piadoso llanto la desgraciada que te quiso tanto. No te lo vedará tu amante esposa, que, si hora me odia viva, con Safo que en la tumba ya reposa ha de ser generosa y compasiva. ____________________________________________________
7.
La mujer, sin embargo, de su boca de fresa, retorciéndose como una serpiente sobre la braza, y amasando sus senos sobre el férreo corsé dejó escapar estas palabras impregnadas de almizcle: “Yo tengo el labio húmedo y conozco la ciencia de perder en el fondo de un lecho la antigua conciencia. Yo seco todos los llantos sobre mis senos triunfantes, y a los viejos hago reír con risas de infantes. Reemplazo, para quien me ha visto desnuda y sin velos, la luna, el sol, el cielo y las estrellas. Yo soy, mi querido sabio, tan docta en los placeres, cuando sofoco a un hombre en mis temidos brazos, o cuando a los mordiscos abandono mi busto, tímida y libertina, frágil y robusta, que sobre estos colchones que desfallecen de emoción, los ángeles, impotentes, se condenarían por mí”. Cuando ya de mis huesos había succionado toda la médula, y lánguidamente me volví hacia ella para devolverle el beso de amor; ya no vi más que un odre de costados pegajosos, todo lleno de pus. Cerré los ojos en mi frío terror, y cuando a la viva claridad los reabrí, a mi costado, en lugar del poderoso maniquí que parecía haber hecho provisión de mi sangre, temblando confusamente restos de esqueleto, que se volvieron el chirrido de una veleta o de un cartel, al extremo de una barra de hierro, que balancea el viento durante las noches de invierno. Charles Baudelaire Versión de Juan Esteban Blancas ____________________________________________________ NOTAS 1. Este poema pudo haber sido inspirado en “La muerta enamorada” de Théophile Gautier. “y lánguidamente me volví hacia ella para devolverle el beso de amor” 2. En el poema “El vampiro” los últimos versos dicen: ¡Imbécil!, si de su imperio nuestros esfuerzos te libraran, tus besos resucitarían el cadáver de la que es tu vampiro. 3. La mujer vampiro tiene un carácter satánico por la irradiación de luz propia de los astros, que puede compararse a la Prostituta de Babel, Biblia 17 1-2: “Vino entonces uno de los siete ángeles que tenían las siete copas, y habló conmigo diciéndome: Ven acá, y te mostraré la sentencia contra la gran ramera, la que está sentada sobre muchas aguas; 2 con la cual han fornicado los reyes de la tierra, y los moradores de la tierra se han embriagado con el vino de su fornicación”. ____________________________________________________
8.
Mis besos son ligeros, como esas efímeras, que en la tarde acarician aguas cristalinas, pero los de tu amante cavarán surcos con arados y desgarradores carros, pasarán sobre ti como un tiro pesado de caballos y bueyes de pezuña despiadada. Charles Baudelaire Versión de Juan Esteban Blancas ____________________________________________________
9.
El poeta es semejante al príncipe de las nubes que persigue a la tempestad y se ríe del arquero; exiliado sobre el suelo en medio de abucheos, sus alas de gigante le impiden caminar. Charles Baudelaire Versión de Juan Esteban Blancas ____________________________________________________ NOTAS
10.
¡Quiero dormir, dormir más que vivir! En un sueño tan dulce como la muerte, extenderé mis besos sin remordimiento sobre tu bello cuerpo pulido como el cobre. Para tragar mis sollozos apagados nada se compara al abismo de tu lecho; habita en tu boca el poderoso olvido, y el Leteo fluye en tus besos. A mi destino, en adelante mi deleite, obedeceré como un predestinado; mártir dócil, inocente condenado, cuyo fervor atiza el suplicio, yo beberé, para ahogar mi rencor, el nepente y la buena cicuta, de las puntas encantadoras de ese pecho que jamás aprisionó un corazón. Charles Baudelaire Versión de Juan Esteban Blancas ____________________________________________________ NOTAS 1. Del río Lete o Leteo, río del olvido según la mitología. "Quienes bebían en las tranquilas aguas leteas olvidaban su pasado terrestre". 2. Nepente, bebida que los dioses usaban para curarse las heridas y los dolores y que además producía olvido. La cicuta es una planta con toxinas mortales para el humano, Sócrates fue obligado a beber una copa de cicuta triturada para inducir el suicidio después de que 360 miembros del jurado votaron a favor de la condena a muerte por negar la existencia de los dioses de la ciudad, obrar contra sus leyes y subvertir a la juventud. ____________________________________________________

about

---------------------------------------------------------------
"Audio poemario – Las flores del mal –
Poemas condenados" basado en los seis
poemas de Charles Baudelaire que fueron
censurados y retirados de la primera edición
de Las flores del mal en 1857.

Versión de Juan Esteban Blancas.
---------------------------------------------------------------

LIBRO ELECTRÓNICO!!!
Contiene mas de 80 ilustraciones ineditas
de "Las flores del mal - poemas condenados".

Visita:

goo.gl/9KyZnG
---------------------------------------------------------------

DESCARGA GRATIS

1. Da like o síguenos en twitter:
www.facebook.com/felimal
@felimal_oficial

2. Comparte: felimal.bandcamp.com

3. Envíanos mensaje privado y a la vuelta
recibirás el link de descarga gratuita.

Buena vibra!

FREE DOWNLOAD

1. Like:
www.facebook.com/felimal
@felimal_oficial

2. Share: felimal.bandcamp.com

3. Send private message, and you will receive
the free download link.

good vibes!
---------------------------------------------------------------

credits

released June 25, 2016

---------------------------------------------------------------

CREDITOS

Voz:

- Julieta Soto Zaldívar.
- Gustavo Pérez.
- Federico Castillo.

- Laura Muñoz García.
- Miriam Rodríguez Ávila.
- Herta Fricke.

---------------------------------------------------------------

Música:

- Pavel Ruiz – dirección y creación musical.
- Jaime Chávez - guitarra.
- Rigel León – bajo y contrabajo
- Irving Bouret – percusiones y batería.
- Leonel Martínez – clarinete.
- Julieta Soto Zaldívar. El Leteo y
Mujeres condenadas acústica.

---------------------------------------------------------------
Dirección:

- Rubén Olvera - producción, grabación y mezcla.
- Juan Esteban Blancas – Traducción y dirección.
- Nadia Hatigva – dirección expresiva en
'Las Joyas' y 'A la que es muy alegre'.

---------------------------------------------------------------
Ilustraciones:

- Elia Amador.
- Alcira López.
- Noreen Freda Fricke.
- Ana Valencia Soriano.
- Julieta Soto Zaldívar.
- Dennis Flores.
- Miguel Ángel Torres.
- Mauricio Arias.
- Jorge Daniel Moscosa Iñiguez.

---------------------------------------------------------------

license

tags

about

La felicidad de los malos Mexico

Hay quienes escriben para lograr los aplausos humanos mediante nobles cualidades del corazón que la fantasía inventa o que ellos puedan tener, pero hay quienes hacen servir su genio para representar las delicias de la crueldad. ¿no puede el genio aliarse con la crueldad en los secretos designios de la providencia? ¿acaso el ser cruel lo priva a uno de genio?

Isidore Lucien Ducasse
... more

contact / help

Contact La felicidad de los malos

Streaming and
Download help

Report this album or account